Libia, el nuevo pastel imperial

Por Alexis Quiala Ferrer

consejo-de-seguridad

Con la aprobación en la ONU de una resolución de condena al gobierno libio, y el permiso a las fuerzas de la OTAN para atacarla, se da un nuevo paso en las apetencias imperiales para invadir el país norafricano y destruir a sus fuerzas armadas.
Nuevamente los dueños de la Organizaciónde Naciones Unidas, olvidan su papel mediador y de apoyo a los débiles y se pone de mano de los poderoso en una contienda interna en un país subdesarrollado y que no tiene la amistad de Estados Unidos y algunas potencias europeas.
La ONU no pudo condenar a Israel por sus asesinatos en territorio palestino, ni por la usurpación de territorio; pedro sí pudo hacerlo ahora para invadir a un país árabe.
¿Cómo podrán hacerlo sin disparar contra las ciudades y la población Libia? Parece que comenzarán a aparecer los “daños colaterales”, como ocurrió el Iraq.  También veremos la salida de civiles libios hacia otros países y, si la guerra se profundiza,  una subida de los precios del petróleo como nunca antes ha ocurrido.

La verdad es que el imperio necesita otra guerra para frenar las revoluciones.  No creo que se conformen con bombardear desde el aire algunos puntos de los militares de Gadafi; sino que enviarán armas a los sublevados y soldados a puntos importante en la geografía del país, para dominar las fuentes petroleras y acuáticas existente en esa parte del desierto del Sahara.
No se hasta donde podrán los sublevados, que están pidiendo ayuda de países ricos, frenar luego su apetencias territoriales y de dominación, como ha ocurrido en Afganistán, Iraq y el propio Pakistán.
Sus disputas y la decisión ciega de derrotar al gobierno de gadafi a toda costa, abre las puertas para los invasores y que caigan, los  poderosos como una fuerza más.
Por su parte, el gobierno libio dijo que tratará de cumplir con la resolución de la ONU, pero que si algún país entrega armas a los rebeldes, estará ayudando a que comiencen a matarse unos y otros.
Con las abstenciones de Rusia y de China, ambos países se sumaron al carro de los culpables y  sucede lo que Fidel había denunciado: La ONU sólo sirve para complacer a los poderosos y  hacer lo que ellos piden.
A partir de este momento ya el pastel está listo y  puesto en la mesas; veremos ahora como  las potencias se lo reparten y quien se lleva la mayor tajada. ¿Qué puede hacer el resto del mundo? Acaso no hemos visto ya  bastantes invasiones humanitarias, bombardeos quirúrgicos y  muertes innecesarias.
¿Se marchará Al Gadafi o, como ha anunciado, peleará hasta el fin?
Ya veremos que ocurre de ahora en lo adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: