Salvar la vida de René González

Por Alexis Quiala Ferrer

René González, uno de los cinco héroes prisioneros en cárceles norteamericanas cumple su condena el próximo siete de octubre y saldrá de la cárcel. Dicho de ese modo, todo esperaríamos que regresara a Cuba, al seno de su familia y junto a su esposa e hijos.

Pero no, la justicia norteamericana fue muy explícita. Incisiva y malintencionada en el caso de la condena más corta: René tiene que cumplir, en Miami, tres años de libertad supervisada.

Para nadie, en Cuba, es un secreto que  dejar a René en Miami, será como condenarlo a muerte, ya que los terroristas a los que combatió tratarán de cobrársela.

De ese modo y por la complicidad judicial René puede ser víctima de de una acción criminal, como han sido otros cubanos en Estados Unidos. Por eso tenemos que gritar más fuerte, para que la administración Obama y los jueces de ese país, aunque nos odien, permitan el regreso de René  a su patria.

Parece un juego macabro, salir de una prisión, para entrar en otra. Ya que René, además de permanecer en Miami, tiene prohibido acercarse a, o visitar lugares específicos donde se saben que están o frecuentan individuos o grupos terroristas. ¡El colmo del descaro!

¿La administración Obama defenderá a René de los terroristas, o dedicará fuerzas especiales para que los terroristas no intentes realizarle un atentado?

Desgraciadamente la actual administración norteamericana no quiere liberar a los cinco; y parece que no le darán a René la posibilidad de regresar con su pueblo y su familia; por lo que tendremos que seguir denunciando este nuevo atentado a la integridad de un héroe cubano.

¿Qué pasará si René es atacado? ¿Habrá que agregar una nueva víctima a la guerra que nos impone el gobierno yanqui por nuestro derecho de ser libres e independientes?

Salvar la vida de René González se vuelve entonces un imperante de los grupos que en Cuba y el Mundo exigimos la libertad de los cinco cubanos.

Ya La jueza Lenard ha dicho que no, o ha dado una evasiva. Ella ha alargado, de ese  modo, la permanencia de René y por tanto el inmerecido castigo y  el riesgo que representa, Para una persona, estar en un  país enemigo. En un estado donde se le condenó por espía.

Esto hace más necesario que nunca, levantar las manos y pedir la vuelta de René desde el mismo siete de octubre. La fecha está cerca… ¡Hay que estar alerta!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: