El transporte bajo el Águila imperial

Por ser Cuba un país insular tiene un efecto superior la guerra económica que la potencia imperialista desarrolla contra su transporte terrestre y marítimo fundamentalmente, al extremo que los especialistas cuantifican los daños del sector, en el último años, por encima de los 244 millones 500 mil dólares
Por: Alexis Quiala Ferrer

Por ser Cuba un país insular tiene un efecto superior la guerra económica que la potencia imperialista desarrolla contra su transporte terrestre y marítimo fundamentalmente, al extremo que los especialistas cuantifican los daños del sector, en el último años, por encima de los 244 millones 500 mil dólares.

La prohibición de entrada a puertos norteamericano de buques que vengan a Cuba encarecen los fletes. También se asocia esto a la negación que tienen los ciudadanos norteamericanos de visitar el país, la prohibición de utilizar la divisa norteamericana para nuestro comercio y la no venta de piezas de repuesto, neumáticos, motores, partes y demás elementos necesarias para mantener la vitalidad de embarcaciones, automóviles, ómnibus y camiones.

En muchas de las terminales cubanas existen vehículos paradas por estos repuestos, existentes en almacenes del norte, que no pueden llegar al país por las leyes del bloqueo.

Muchas son las peripecias que los especialistas cubanos del sector del transporte deben hacer para mantener en alta las líneas de ómnibus para la transportaciones locales e interprovinciales; renovar los parques automovilísticos o las flotas de cabotaje, en muchas ocasiones formadas por embarcaciones de muchos años que ya cumplieron su vida útil.

Otro ejemplo es que el concepto de Riesgo País, por culpa del bloqueo norteamericano, obligó al Estado cubano a erogar entre un 40 ó 50 por ciento más, así como un mayor interés por los préstamos que en este sector, significaron en los meses del 2010, unos 39 millones de dólares adicionales, por las compras realizadas en terceros países para este sector.

Pero esto va más lejos, ya que por las leyes del bloqueo Cuba no puede contratar su fuerza calificada para trabajar en embarcaciones, incluso de terceros países, porque tocan puerto norteamericano. Esta acción le trae a los cubanos más de 10 millones 188 mil dólares de pérdidas anuales.

Aún con estas fuertes afectaciones se realizan convenios en lejanos países como China e Irán y se ha trazado una política de reanimación de los ferrocarriles, se contratan embarcaciones para el cabotaje o se construyen catamaranes para la transportación marítima.

Aún así son cientos de miles de pesos los que se pierden en esta injusta guerra económica y donde el municipio especial se ve fuertemente afectado ya que su economía y la mayoría de la población se mueven por vía marítima, afectada por el bloqueo.

El transporte cubano se encuentra amenazado por el Águila Imperial, son muchos los obstáculos, pero se mantiene vivo y logrando trasladar mercancías, bienes y alimentos, así como pasajeros a lo largo y ancho del país.

Por esto y mucho más, Cuba volverá a elevar, en la conferencia de la ONU su condena al bloqueo norteamericano y, estamos seguros que los Estados allí reunidos, volverán a apoyar de forma mayoritaria nuestra justa demanda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: