Corrupción administrativa, ese mal que nos daña

cuba conferencia

Por Alexis Quiala Ferrer

El general de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros dedicó una parte importante de su discurso clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido, a denunciar la corrupción existente en el país y  explicó las medidas que se toman para frenarlo y castigar a los transgresores.

A cerca de este mal el general Castro señaló que: “La Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, que tanta sangre costó a nuestro valeroso pueblo, dejaría de existir sin efectuarse un solo disparo por el enemigo, si su dirección llegara algún día a caer en manos de individuos corruptos y cobardes.

Más adelante señaló que el fenómeno de la corrupción, hay que tenerlo siempre presente y combatirlo con fuerza, por el daño real y potencial que para el presente y futuro de la nación significa.

Destacó la labor de los órganos especializados del Ministerio del Interior  en coordinación con la Fiscalía y la Contraloría General de la República, en los procesos investigativos donde aparecen hechos de corrupción.

Al referirse al dañino tema aseguró que, “al intervenir en la clausura de las sesiones del Parlamento el pasado mes de diciembre, me referí a la convicción de que la corrupción es, en la etapa actual, uno de los principales enemigos de la Revolución, mucho más perjudicial que el multimillonario programa subversivo e injerencista del gobierno de Estados Unidos y sus aliados dentro y fuera del país.  También dije que en lo adelante no permitiríamos que las acciones de enfrentamiento al delito fueran efímeras, como ciertamente nos ha sucedido en otras ocasiones.

Afortunadamente, sin el menor ánimo de restarle gravedad a este mal bastante generalizado en el planeta, considero que nuestro país puede ganarle la batalla a la corrupción, primero frenarla y luego liquidarla sin contemplaciones de ningún tipo.”

Y advirtió que en el marco de la ley seremos implacables con el fenómeno de la corrupción.

A cerca del nivel de los implicados argumentó que, “Con frecuencia, varios de los implicados en los casos detectados ostentaban la militancia del Partido, demostrando fehacientemente su doble moral y el empleo de esa condición para agenciarse posiciones en las estructuras de dirección, violando de manera flagrante los deberes de un militante comunista, establecidos en los Estatutos.

Por ello, sin esperar a la revisión que se ejecuta en el marco de la actualización de los documentos rectores del Partido, el Tercer Pleno del Comité Central, celebrado en diciembre pasado, precisó que la sanción a aplicar a quienes participen en hechos de corrupción no puede ser otra que la expulsión de las filas del Partido, sin menoscabo de la responsabilidad administrativa o penal que corresponda, pues hasta ahora, como práctica, esta medida -la de expulsión- era excepcional y se reservaba a casos de traición a la Patria y delitos graves”.

También dijo que  la enorme mayoría de los cuadros de dirección y los ciudadanos son personas honestas;  pero que eso no era suficiente, sino que había que pelear y enfrentarse a esos males, y pasar de las palabras a las acciones.

Y dio por sentada la acción del Partido, al señalarle como tarea fundamental la dirección del proceso sin suplantar las funciones que a cada institución le pertenece; llamar la atención en cada caso, alertar y luchar allí, desde el núcleo, el municipio; hurgar, pensar y volver a pensar en como movilizar al conjunto de las fuerzas en este empeño.

Y argumentó que la importancia hay que dársela a la organización y constancia de esa lucha.

Como bien señala, el Presidente cubano en esta alta clase de civismo,  la lucha contra la corrupción y los corruptos no es sólo una función exclusiva de los militantes;  es sobre todo, un deber de cada ciudadano y ciudadana, honesto, que se preocupe por el buen desarrollo de su país.

Educar a los militantes  y la población en estos principios básicos y con el control y chequeo estatales y de la Contraloría, pondrán al país en condiciones de ganar la batalla contra la corrupción y librarnos de unos de los peores flagelos que nos golpea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: