Deseos jugueteriles

Imagen

Siempre quise un tamagoshi , pero nunca estuve al día.

No se, una niña descuidada  o sentimental como yo no soportaría que su mascota le durara lo que un merengue en la puerta de un colegio.

Esos ” bichitos ” lo mismo podían morir,  que irse y causar un trauma  impotergable a cuanto niño los tuviera.

Por eso dedicaba mis horas en la búsqueda de juegos más ” nobles “, como coleccionar carcomanías de Barbie : Muñequitas  pintadas en papel con lo último de la moda y para qué hablar de sus peinados.

Naomi era mi preferida , se perecía un poco a mi fisonomía aunque a veces pensaba que su piel no era verdadera, un día era más clara,  otra más oscra. ¿’Sería que los dibujantes eran racistas.?

Claro, tampoco faltaban los jackies , yaquis(no se ni còmo escribirlos ) la suisa o siuza, el parchis, el pon y hasta el beisbol, o las bolas… no importaba el  gènero. Los juegos de niños no deberìan ser divididos entre rituales banales.

Cuando se es niño no importa  si usas lazos o pantaloncitos apretados  para ser considerado un “bàrbaro”. Nadie te dice que no puedes esto o lo otro, todos son campeones.

Viendo a mi primita jugar, me pasaron estas cosas por la mente. Pero… ojalà nunca tenga en sus manos un tamagoshi. No quiero que termine lllorando porque su mascota se fue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: