Camilo y Che se enfrentan en béisbol

Béisbol_y_el_ChePor Alexis Quiala Ferrer

Foto Archivo

La amistad entre Camilo y Che, así como sus “encuentros” por las bromas del primero fue algo tradicional entre estos dos Comandantes. Relata la historia que en varias ocasiones Camilo lo retó a realizar acciones donde mostraran su valía o conocimiento, de ellas traemos a colación este certamen deportivo.

La incursión del Che en el béisbol ha sido poco divulgada, a pesar de vincularse con ella desde mucho antes de convertirse en Comandante del Ejército Rebelde.

Según relata William Gálvez en “Che deportista”… el acercamiento a los cubanos en Guatemala y México hace que el joven médico argentino se relacione también con el deporte nacional cubano.

Ya en la Sierra Maestra, acrecienta la afición por esta disciplina deportiva y conoce más a fondo de su reglamento y práctica; estimulada, tal vez, por la pasión de los cubanos a ese deporte y, por la amistad con Camilo Cienfuegos, pues este era un ferviente simpatizante de la pelota, además de buen pelotero.

De cualquier modo, se sabe que lo practicó y en el texto en cuestión se recoge la siguiente anécdota, contada por Pablo Cabrera Piloto, integrante de la columna del Che, la cual expresa:

“Se encontraban Che, Camilo y otros compañeros allá en la Sierra Maestra, en uno de esos días sin combates. Camilo se había agenciado unos guantes y una pelota de béisbol y organizaron, en el área de un secadero de café, un juego de pelota con dos bases.

Camilo retó al Che a vencerlo en el béisbol y acordó las condiciones para el encuentro:

Los equipos eran de seis jugadores: receptor, pitcher, primera, segunda y dos jardineros, capitaneados por Che y Camilo Cienfuegos, los dos lanzadores.

De la forma en que se relata hay que imaginarse los deseos que tendrían de jugar, pues lo hacían en un terreno irregular, y a cada rato la pelota rodaba cuesta abajo, por lo que tenían que interrumpir el partido hasta encontrarla.

Al final ganó el equipo de Camilo, no sin antes tener lugar buenas discusiones por los intentos de picardía de ambos bandos.

Después del triunfo de la Revolución, las múltiples tareas no le permitían al Comandante Guevara jugar sistemáticamente a la pelota. Aún así, en varias oportunidades acompañó a Fidel Castro, Camilo, Raúl y otros a los estadios, donde vistió el uniforme de occidentales y además presenció numerosos partidos.

Fueron muchos los deportes que practicó el Che; entre ellos el ajedrez, fútbol, la natación; pero, quede esta pequeña anécdota del béisbol, como un recuerdo de su capacidad para plantearse metas y cumplirlas.

Con esta pequeña anécdota queremos recordar a dos de los hombres más queridos por el pueblo cubano y que quede entre nosotros sus acciones humanas y pequeñas travesuras de hombres de pueblo.

 

 

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Buen blog..
    Grandes el Che y Camilo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: