La flota de Carga por dentro

 

1.-Emilio, el director asegura..Por Axel Quifer

Fotos: Gerardo Mayet Cruz

Las necesidades del territorio pinero se pueden cubrir gracias a la existencia de una vieja flota de carga que une los puertos de  Gerona y Batabanó, dos puntos cruciales para la economía pinera;  traslada los materiales que se almacenan en el puerto de Cienfuegos y ubica en Cayo Largo lo necesario para ese polo turístico.

3.-Un tripulante muestra...

 En ellos se almacenan y acopian las mercancías, productos agrícolas, equipos y materiales necesarios para mantener la vitalidad del territorio en cuanto a todo lo necesario.

Para que esto funcione, la vieja flota  debe funcionar como un reloj y trasladar, en tiempo y forma todas las mercancías que el Estado pone a disposición del territorio.

En las condiciones actuales, con un programa integral de desarrollo hasta el 2020 para esta Isla, las viejas patanas aumentan su rol y asumen nuevos compromisos, algunos difíciles de cumplir. Son nuevos riesgos para los marinos pineros.

NUEVOS PROPÓSITOS CON HIERROS VIEJOS

Emilio Domínguez Fuentes, director de la Unidad Empresarial de Base Transportación de Carga Isla de la Juventud, me mira muy serio,  no esperaba mi visita y menos mis planteamientos, pero me responde pausadamente.

“Las flota puede dar respuestas a las necesidades del territorio ya que ese es su principal objeto social.

“Si vemos a la flota pinera como un todo el territorio cuenta con una capacidad diaria de carga de más de 3 400 toneladas en cada viaje, repartida entre las seis patanas, tres de ellas autopropulsadas. Además contamos con seis remolcadores (3 de cabotaje) y el resto para maniobras.

2.-El capitán de La Fe...

“Brindamos servicios a Cayo Largo y buscamos diferentes productos, como áridos, fertilizantes, cemento y alimentos  en los puertos de Cienfuegos  y La Habana, lo que aleja más los puntos de carga y el tiempo de navegación de las embarcaciones”.

CARGA CON MAR ENCRESPADO

Visto de esta forma, todo podría deberse a problemas organizativos, que existen, ya que todavía las embarcaciones viajan con poca carga, ya que en el puerto pinero no hay la suficiente y tienen que ir a los de embarque a buscar lo que está allí para traer.

El día de nuestra visita una patana con capacidad para 500 toneladas llegó con 175 y La Fe, autopropulsada tenía problemas con los generadores y llevaba más de tres meses pasada de mantenimiento.

4.Aún con los defectos...

Otra dificultad es que en la Isla de la Juventud no existen las condiciones ni las piezas para dar mantenimiento a las embarcaciones, tampoco se ha creado un establecimiento que les venda el mínimo de partes y piezas necesarios para ello.

Si a ello se une el malestar de los marinos por la forma de pago, que no la consideran acorde con la labor que desempeñan, entonces las condiciones de la flota y su personal incide, en la transportación y de aumentar estos males, no se podrá garantizar en tiempo y forma  lo necesario para la etapa o será un obstáculo a la hora de los cumplimientos acordados.

EN LAS EMBARCACIONES

La visita a La Fe, sorprende a los tripulantes, ¿un periodista y un fotógrafo? Y recorremos la embarcación. Vemos los viejos motores y conversamos con el personal.

Su capitán, Néstor Carraledo, nos enseña la reparación media del mástil, “Para seguir navegando” y las peripecias a la hora de utilizar la corriente, “porque los generadores no dan abasto y hay que hacer una tarea, mientras se apagan otras; pero seguimos viajando hasta que venga la Gerona que está en mantenimiento.

En la sala de máquinas, el primer maquinista, Juan Eduardo Gainza nos habla de los 54 grados de calor en que laboran y las peripecias que tienen  que hacer para que “el corazón” de la ro-ro, patana autopropulsada para carga rodante, siga funcionando.

5.-Carga de patio

El trasbordador Briones Montoto ya cumplió su vida útil y tuvieron que darle una nueva licencia operativa hasta diciembre, mientras se decide su vida, navegará por los puertos de batabanó, Gerona y cayo largo, ya no podrá ir a Cienfuegos ni a otros lugares más lejanos, es el mayor de la flota pinera y muchos señalan con tristeza que lo extrañarán cuando ya no esté. Hay quienes lo señalan como un familiar por los años que han laborado el él.

A la Enif, la mayor patana no propulsada del territorio llegamos casi a las dos de la tarde, Su capitán  nos brindó café y nos explicó el por qué de la carga de patio con que acababan de regresar de Batabanó. “Sólo traemos 175 toneladas de las 500 que podemos cargar, como esta no está en contenedores, ocupa más espacio. De haberla  cargado en contenedores, habríamos traído el doble”.

CON UN POCO DE AYUDA

Ante los problemas y carencias la flota recibió un apoyo de la empresa Nacional Navegación Caribe, que envió a la patana Deneb, cargada con arroz y frijoles desde La Habana, el gobierno municipal prestó un grupo electrógeno para que La Fe pudiera tener electricidad y seguir dando viajes y se tratan de viabilizar algunas deficiencias y encontrar en La Isla piezas de repuesto para los viejos generadores de La fe y para el resto de las longevas maquinarias.

LA EFECTIVIDAD NECESARIA

Como se viaja con poca carga o, a veces no hay la cantidad suficiente en los puertos, la flota pinera es poca efectiva, el director de la Unidad Básica, nos señala que de enero a agosto el aprovechamiento de la capacidad de carga sólo alcanza el 36 por ciento, con lo que la Unidad sólo obtiene pérdidas, lo que trae afectaciones en el  sistema de estimulación y el malestar entre los trabajadores.

Si las embarcaciones salieran en tiempo y se emplearan al 85 por ciento de sus capacidades, como está establecido, otros serían los resultados.

Aún así los marinos pineros laboran y  traen para la Isla de la Juventud toda la carga ubicada en los puertos cercanos.

Los problemas operativos y las deficiencias de la vieja flota podrán ser superados con una mejor organización, un nuevo sistema de ingreso y estímulo, que se está analizando, y las reparaciones en tiempo de remolcadores y patanas.

Asegurar el camino marino para la Isla, no es tarea fácil, se hacen esfuerzos, pero aún están lejos todos los resultados. Si las empresas organizarán mejor sus pedidos mensuales y, en los puertos de embarques llegara a tiempo toda la carga, sería más eficaz el trabajo de marinos y embarcaciones, pero aún eso no se logra todavía, existen incongruencias e imprevistos y hay que traer lo que esté dispuesto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: